︎   http://andreaarques.com





Directora de arte
y Brand Guardian


2019—2022


︎ 8 min



Servicios

Branding
Diseño gráfico
Diseño web

Packaging
Shootings & campañas
Cartelería y PLV
Project Lobster es una marca de gafas direct to consumer nacida en 2018. Independiente, local, alternativa y con una misión muy clara: transformar el sector de la óptica tradicional y opaco en un entorno radicalmente más honesto y joven. Fundada por 3 emprendedores de menos de 25 años, Project Lobster ha conseguido en tres años de vida posicionarse como una de las 100 marcas nacionales con más proyección de la nueva década, según el informe anual MODE2020 de AlanCrew.


La estrategia omnicanal ha llevado a la marca a redefinir toda su estrategia, crear una identidad propia y desarrollar su propia red de tiendas monomarca. Diseñan y crean sus propios productos y los venden en sus tiendas propias. Controlando en su totalidad todo el proceso hasta el punto de venta final. Una apuesta centrada en retail con la que aumentar su posicionamiento en el sector y con la que poder controlar todos los touchpoints de la marca. Desde el salto al espacio fisico en el diseño de las nuevas tiendas y su vinculacion con la identidad de la marca, el diseño de la totalidad de su web, de todas sus nuevas comunicaciones, packaging y la identidad de la marca.






















Project Lobster se posiciona como una marca para gente con visión que ve el mundo de forma diferente. Su objetivo es la de arrojar transparencia y luz en un sector opaco y monopolizado por grandes corporaciones 




Desde la honestidad y la cercanía de un equipo muy joven y altamente competente, ligado a un excelente customer service y un producto de alta calidad, la marca ha conseguido en poco tiempo hacerse con un discurso e imagen propias de forma disruptora en un sector tradicional y poco dado al cambio y la innovación.

Sin dejar de lado la responsabilidad social, la marca crea gafas de diseños exclusivos en ediciones muy limitadas que vende en sus propias tiendas. Colecciones atemporales producidas prácticamente bajo demanda, con tiradas muy muy pequeñas, diseñadas en Barcelona y hechas en su mayoria con materiales plant-based en Europa. Desde las bisagras y tornillos alemanes, el acetato italiano, las lentes de laboratorio óptico hechas localmente, cada una de las gafas se termina a mano, una a una, durante 120 días de producción en los que se emplean más de 67 procesos. 














La estrategia y el storytelling han sido claves para expandir la marca más allá de su producto.




Estrategia y territorio de marca han sido el punto de partida con el que definir el posicionamiento de Project Lobster, crear un imaginario visual propio y relevante y desarrollar todos los touchpoints de la marca alineados a sus valores, misión, visión
y propósito.






















En cuanto a la dirección fotográfica, la naturalidad y la estética vintage imperan en toda la marca. El objetivo es crear un estilo fotográfico personal e identificativo que se pueda reconocer shooting tras shooting, aplicando variaciones según el producto y así evolucionar la marca con cada colección pero con una coherencia estética en el contenido fotográfico. 

Negros lavados, imágenes ligeramente desaturadas, bajo contraste y presencia de grano caracterizan el retoque y estilo de todas las imágenes de la marca, enfatizando el carácter vintage de las monturas Project Lobster.