︎  home

— Project Lobster


Brand identity, art direction, website & packaging
(2019-2021)






Project Lobster es una marca de gafas direct to consumer nacida en 2018. Independiente, local, alternativa y con una misión muy clara: transformar el sector de la óptica tradicional y opaco en un entorno radicalmente más honesto y joven.

Fundada por 3 emprendedores de menos de 25 años, Project Lobster ha conseguido en un año de vida posicionarse como una de las 100 marcas nacionales con más proyección de la nueva década, según el informe anual MODE2020 de AlanCrew.












Project Lobster forma parte de una de las marcas nacidas en plena la ola tecnológica: marca D2C, nativa digital y con un modelo vertical que minimiza intermediarios y ha aprovechado el poder de las redes sociales y el canal online para dar el salto a offline penetrando rápidamente en el mercado óptico nacional y retail.

La estrategia omnicanal ha llevado a la marca a redefinir toda su estrategia, crear una identidad propia y desarrollar su propia red de tiendas monomarca. Una apuesta centrada en retail con la que aumentar su posicionamiento en el sector.





He desarrollado un plan estratégico de marca, la creación del sistema visual
y el desarrollo de sus tiendas físicas.





Project Lobster surge de la necesidad de arrojar transparencia y luz en un sector opaco y monopolizado por grandes corporaciones, encargadas de inflar precios y aplicar márgenes abusivos.

La honestidad y cercanía son los principales valores de la marca y su principal motivación es posicionarse como marca disruptora en un sector tradicional y poco dado al cambio y la innovación.

Sin dejar de lado la responsabilidad social, la marca crea gafas de diseños exclusivos en ediciones limitadas que vende en sus propias tiendas. Diseñadas en Barcelona y terminadas a mano, una a una, durante 120 días de producción en los que emplean más de 67 procesos, cada gafa está hecha con acetato orgánico de celulosa derivado de fibras de algodón.

El acabado artesanal de sus monturas y su política de precios honesta centran la narrativa de la marca con la que crear un valor diferencial y competitiva respecto al resto de marcas de la competencia y del sector.




La estrategia y el storytelling han sido claves para amplificar la marca más allá de su producto.



Estrategia y territorio de marca han sido el punto de partida con el que definir el posicionamiento de Project Lobster, crear un imaginario visual propio y relevante y desarrollar todos los touchpoints de la marca alineados a sus valores, misión, visión y propósito.







 Still life photo: Daniela Salerno Ruiz

Las tipografías Gascogne y Favorit son las encargadas de poner tono visual al discurso de la marca.

Gascogne, una tipografía serif, similar a Cooper, que mantiene un carácter retro. La convierte en la parte más amable y cercana por su apariencia redondeada y con sus 7 pesos disponibles permite ampliar el tono narrativo. En combinación con Favorit, una neogrotesca sans-serif creada en 2013 por la fundición suiza Dinamo, permite crear contrastes interesantes. Sus terminaciones distintivas en la “t”, “j” en ángulos completamente rectos acaban reforzar el carácter tipográfico de la marca.








En cuanto a la dirección fotográfica, la naturalidad y la cotidianidad son los conceptos centrales a partir de los cuales mostrar la colección de monturas esenciales para el día a día. 

El set juega a representar una cotidianidad de forma curada y editorial, aproximándonos a un público alternativo que quiere y busca “ver el mundo de forma diferente”.  Los materiales que se emplean en los still life forman parte de muestras y materiales presentes en las tiendas físicas en un intento de unir los mundos on y off propios de la marca. En cuanto a las localizaciones para los shootings se crean ambientes hogareños, caseros, cotidianos, mundanos y cercanos en los que las gafas forman parte del lifestyle.






︎ home

® All rights reserved. 2021. Andrea Arqués